El mercado español del automóvil a la espera de los planes de ayuda

Publicado el

Finalmente se cumplieron las previsiones y el mercado español del automóvil  superó la cota de los 720.000 coches en el año 2013, una cifra exigua pero que permite mirar con cierto optimismo al futuro. España ha sido, además, el único mercado junto con Reino Unido que ha crecido en Europa en 2013 entre los grandes.

Las cifras macroeconómicas de los últimos meses permiten apoyar también con cifras ese cierto optimismo que reina en el sector, pero sin duda el 2014 será un año muy difícil. Para que siga el crecimiento, el mercado depende de que el Gobierno decida prorrogar los planes de ayuda, los PIVE y PIMA. Y es que estos planes han sido los grandes protagonistas de este crecimiento en 2013.

El año 2013 comenzó mal para las ventas de coches, pero con el paso de los meses el mercado se fue animando y el último trimestre del año se saldó con un 22% de crecimiento, lo que ha permitido cerrar el ejercicio en positivo con ese 3,3%. En diciembre el crecimiento ha sido de un 18%.

Esta cifra puede significar que finalmente se ha tocado fondo en las ventas, pero las cifras son realmente bajas. Solo hay queanalizar las estadísticas del mercado español para darse cuenta de ello. En 2007 se vendieron 1.615.201 vehículos, pero en 2008 las ventas bajaron un 28,1% hasta totalizar 1.161.499 unidades. Y en 2009 una nueva caída del 17,8% hizo perder al mercado la cota del millón de vehículos (en concreto 955.153 coches).

En 2010 las ventas subieron un 3,2% y parecía que lo peor de la crisis, al menos para el sector del automóvil, ya había pasado, aunque no se llegó a superar el millón de coches. Pero todo fue un espejismo y un 17,7% de caída en 2011 y un 13,6% en 2012 situaron el mercado en las 700.000 unidades, como a principios de los años ochenta.

Tras el último verano la evolución del mercado español ha sido muy positiva y sólo Reino Unido ha sido capaz de aguantar el ritmo creciente de España, mientras que Alemania, Francia e Italia siguen cayendo. Y es que las ventas en Francia en el año 2013 ofrecen un balance negativo de un 5,5% de caída con respecto a las de 2012, que también fueron malas. Y lo mismo ocurre con Alemania, que hasta noviembre acumulaba un descenso del 4,9%, o Italia que caía hasta un 7,7%.

Pero volviendo al mercado español, el mes de diciembre se ha saldado con una novedad importante y es que Peugeot ha pasado a liderar el mercado español el último mes relegando a Volkswagen a la segunda plaza. Pese a ello el dominio durante todo el año de la marca alemana le ha permitido terminar como líder en 2013, con 4.000 unidades de ventaja sobre Seat, mientras que la tercera posición en el acumulado del año es para Peugeot, que tiene en su nuevo 308 un arma con la que competir con los grandes.

En cuanto a las ventas por modelos, el más vendido en diciembre ha sido el Citroën C4 que acumula unos meses muy fuertes de ventas, lo que le ha permitido desbancar de la primera posición del mercado al Renault Megane, el líder habitual. Y aunque ya es menos sorpresa, el Dacia Sandero se ha situado en la segunda posición del ranking en diciembre, al totalizar ese mes 1.976 coches vendidos. El caso de Dacia merece un comentario a parte y demuestra que en estos momentos complicados de la economía un buen coche con un precio muy ajustado es una alternativa muy interesante para muchos usuarios.

La marca integrada en el grupo Renault ha vendido en 2013 un total de 26.014 unidades, lo que supone un 46,6% de crecimiento con respecto a las cifras de 2012. Y su modelo más vendido es el Sandero, que ha superado las 15.000 unidades.

Las marcas de vehículos Premium parece que están sufriendo un poco menos la crisis, o al menos sus cifras así lo indican. Mercedes creció un 12,5% en el acumulado del año mientras que BMW lo hizo en un 3,8%, Jaguar también creció un 5,5% mientras que Land Rover creció un 13,5%. La única marca grande de las premium que bajó en 2013 fue Audi, con un 1,7% de caída. Y aunque con unas cifras de partida muy bajas, la marca Maserati comienza su crecimiento y firma en 2013 un 52%.

Gracias a su nuevo Mazda 3 y a la buena acogida del Mazda 6, la marca japonesa crece en ventas en España un 26% y apunta una muy buena progresión con sus nuevos modelos. Fiat ha crecido casi un 30% como consecuencia del lanzamiento del 500L, la versión de cuatro puertas del pequeño 500. Honda es otra de las marcas que crece más de lo que lo hace el mercado, con un 13,3%.

En el caso del grupo Hyundai, integrado por la propia marca y por Kia, la evolución ha sido muy distinta entre ambas. La marca matriz ha firmado un crecimiento de un 2,3%, lo que le ha permitido superar la barrera psicológica de los 30.000 vehículos, mientras que Kia ha experimentadlo un importante crecimiento, de un 19,6%.

Y de los seis grandes fabricantes generalistas instalados en España, Citroën y Ford reducen sus ventas con respecto al año 2012, y tanto Renault como Peugeot, Opel  y Seat marcan signo positivo en la evolución de sus ventas. Los mejores han sido Opel, con un 9,8% en el acumulado y Seat que acumula también una subida del 7,7%.

El año 2014 empieza para el sector del automóvil con buenas expectativas, pero dependerá de que el Gobierno apruebe finalmente prorrogar las ayudas o poner en marcha un nuevo plan de incentivos para que el crecimiento se consolide o de no contrario, como ocurriera en 2010, nuevamente se vuelva a caer. España no merece tener un mercado de 700.000 coches anuales y si no hay planes de ayuda a la compra esa cifra no parece que se pueda superar. 

 

Fuente:  EL confidencial.