Agricultores, enfermeros y policías: así son los drones más profesionales

Publicado el

Los drones, artefactos voladores autónomos o manejados por radiocontrol que nacieron para uso militar, han provocado una auténtica revolución. Sus posibilidades se extienden cada vez más porque dependen, en gran medida, de las herramientas que se le incorporen. Su principal utilidad todavía sigue relacionada con el ocio y el arte, y a pesar de las restricciones legales que existen en muchos países, las imágenes a vista de pájaro de lugares emblemáticos han dado la vuelta al mundo. Sin embargo, cada vez se integran en más sectores. La agricultura, el transporte de mercancías o las unidades de rescate ya lo han hecho. Los dornes pueden proporcionar información sobre la salud del cultivo, realizar una entrega con gran rapidez e, incluso, salvar vidas. 

 

Transportar sangre y medicamentos


Zipline, compañía con sede en Silicon Valley (California), lleva desde octubre de 2016 transportando bolsas de sangre con sus drones a 21 clínicas de Ruanda, un país con infraestructuras y comunicaciones muy pobres donde las hemorragias posparto son la principal causa de muerte entre las mujeres que acaban de dar a luz. Desde su lanzamiento, estos dispositivos han volado más de 100.000km, entregando alrededor de 2600 unidades de sangre en más de 1400 vuelos. 

Los drones, catapultados por una lanzadera desde la base de Muchanga, sobrevuelan los escarpados caminos del país africano de forma autónoma. Pueden transportar 1,5kg de carga a una velocidad crucero de 110km/h. Los trabajadores sanitarios realizan órdenes de entrega por mensaje de texto y reciben su paquete en un promedio de 30 minutos. Este cae desde el cielo planeandogracias a un pequeño paracaídas. Zipline, ampliará su servicio a Tanzania en 2018 y entregará, además de vacunas, medicamentos para enfermedades como el sida o el paludismo.

 

Entrega de paquetes


Una bahís divide Reikiavik, capital de Islandia. Para transportar un paquete de un lado a otra hay que recorrer siete kilometros en coche. ¿Cómo se puede ahorrar en tiempo y costes? Cruzándola con un avión no tripulado. Este es el servicio que aporta la empresa israelí Flytrex a AHA, una de las compañías de comercio electrónico más grandes del país nórdico. Por el momento, solo hay una ruta de entrega. "Se carga el paquete de tres kilos como máximo en el dron, un DJI Matrice 600, atraviesa la bahía (cuatro km de anchura) de forma autónoma, y aterriza cerca de una barrio residencial. El pedido se lleva a pie, en motocicleta o vehículo hasta su destino, afirma Ariel Katorza, responsable de desarrollo de negocio de Flytrex. 

El proceso que normalmente tardaría 15 minutos, ahora, según Katorza, se realiza en cuestión de cuatro. Ambas empresas esperan la aprobación del gobierno local para realizar entregas a domicilio, proceso que consideran "será cuestión de meses". "El dron aterrizaría en el jardín o flotaría para que el cliente recogiera su pedido", concluye.

En la misma línea ha empezado a trabajar JD.com, gigante chino de comercio electrónico. A pesar de que el uso de drones en las ciudades de este país está prohibido, la empresa ha obtenido permiso para utilizarlos en zonas de la provicia de Sichuam, Goizhou y Juangsu: áreas rurales y montañosas donde la orografía dificulta el transporte en vehículo. Al igual que en Islandia, no llevan el pedido directamente al cliente, sino a un promotor local que se encarga de entregarlo. Todos los drones son eléctircos, salvo un modelo, con capacidad para cargar 30 kg, que funciona con gasolina. 

 

Agricultura inteligente


La utilización de los aviones no tripulados puede suponer una revolución en la agricultura y los profesionales están incluyendo esta herramienta para el control de sus cultivos. Hemav-Sevilla es una de las empresas que ya proporcionan este servicio. "Incorporamos al dron un hexacóptero(aparato con seis rotores) de un metro de longitud, una cámara multiespectral que muestra lo bien o lo mal que están haciendo la fotosíntesis las plantas. De esta forma, creamos mapas que indican a través de una gama de colores, las zonas que requieren especial atención, "ya sea por necesidad de poda, abonado, riego o porque están siendo afectadas por un hongo", afirma Álvaro Arias, gerente de la compañía. 

Las zonas en color azul serían las que están en un perfecto estado, las rojas, aquellas que deben ser analizadas porque no están realizando la actividad fotosintética correctamente. "Trabajamos con agricultores particulares para controlar olivares y cultivos de arroz, remolacha y tomate. La lesgislación nos impide realizar estos servicios en campos a menos de ocho kilometros de un aeropuerto y eso está limitando nuestro crecimiento en algunos lugares.

 

Herramienta para los equipos de rescate

Los drones ya han participado, como una herramienta más de los equipos de rescate, en varios desastres naturales. Por ejemplo, se utilizó uno de ellos, muy ligero, en Nueva Orleans trás el huracán Katrina (2005) para comprobar el daño de las estructuras sin arriesgar ninguna vida. También en Amatrice (Italia), después del terromoto sufrido en 2016 para evaluar los daños de dos iglesias medievales y planificar las tareas de rehabilitación sin que ningún bombero entrara en las mismas. En España, la Axencia Galega de Emerxencias (Axega), proporciona su unidad de drones a la Guardia Civil en emergencias. 

José Antonio Argibay, técnico de operaciones y logísitica de Argibay, técnico de operaciones y logística de Axega, explica que su unidad, con cinco drones y cuatro pilotos, ha participado en varias búsquedas de desaparecidos, la última en Betanzos (A Coruña) "Todavía no hemos encontrado a ninguna persona con los aviones no tripulados. Estamos fallando en las áreas de búsqueda. Sin embargo, creemos que serán una herramienta clave pues van incorporados con una cámara de alta definición, otra termográfica(que muestra en una imagen la radiación calorífica que emite un cuerpo) y un gancho de carga de siete kilos, con el que podríamos llevar a una persona atrapada un teléfono móvil o una marnata térmica", dice. Esta unidad también ha intervenido en incendios, proporcionando información en tiempo real del fuego. 

En Cantabria ya utilizan estos artefactos para salvamentos. Trabajan con ocho dornes y quince pilotos que se turnan para estar siempre disponibles. "Hemos participado en dos rescates. Desgraciadamente, encontramos a las personas fallecidas. Lo positivo es que pudimos acercarnos a acantilados y entrar en cuevas con nuestroa aparatos. Algo impensable con los helicópteros", explica Iván Hoyos, gerente de Dronitec, la empresa que presta los dornes a Protección Civil. de la región. En el caso de encontrar a las personas con vida en el mar, los aviones tripulados no podrían facilitarles un flotador o un chaleco. 

También la policía trabaja ya con drones. El pasado 11 de Septiembre, dos turistas fueron rescatados en el municipio de Tijano (Lanzarote). Se habían perdido mientras volvían de hacer senderismo y se les hizo de noche. La Policía Local de Arrecife rastreó la zona con un aparato no tripulado. "Se encontraban en un área peligrosa por la inestabilidad de este terreno volcánico. El helicóptero no opera de noche. Sin embargo, gracias a este dispositivo y a su cámara termográfica pudimos encontrarlos y salvarlos", narra el agente Marcos Antonio Rosario, también piloto de estos artefactos.

 

Vigilancia en incendios


Cuatro drones se incluyeron este año en el dispositivo que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente cede a las comunidades autónomas para sofocar los incendios forestales. Han estado ubicados en León, Zaragoza, Cáceres y Albacete del 15 de Junio al 15 de Septiembre, aunque podían actuar en cualquier parte del territorio nacional. Sirven para vigilar por la noche la evaluación de un incendio en un bosque. "No son esenciales en la extinción, pero tienen gran utilidad para ayudar a tomar decisiones, ya que permiten conocer la trayectoria nocturna del fuego en las zonas de difíciles accesos", explica el departamento de prensa del Ministerio, a través correo electrónico. Los cuatro aviones no tripulados han actuado en 14 incendios y la previsión es volver a utilizarlos el próximo año. 

 

Cazar a evasores de impuestos

 

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) utiliza drones desde 2014 para cazar a evasores de impuestos. El aparato, de 650 gramos de peso y autónomo, dispone de un software que le permite realizar miles de fotografías del objetivo elegido. Así se detectaron 232 casas sin declarar en Mar de Plata y 150 terrenos de cultivo en Brandsen que sus propietarios tributaban como si fuera baldíos.

 

Control fronterizo

 


Estados Unidos lleva utilizando aviones no tripulados para vigilar la frontera con Mexico desde 2013. Usan un gran Predator (11 metros de longitud, autonomía de más de 20 horas, cámara de resolución que dispara a 5000 metros de altitud) similar al que protagonizó los polémicos ataques en Irak y Afganistán. "Gracias a su control remoto podemos vigilar la actividad en zonas de dificil acceso o de alta peligrosidad e interceptar a aquellos que quieren cruzar de forma ilegal", explica la Patrulla Fronteriza en un comunicado.  Curiosamente, los narcotraficantes también se han aprovechado de las posibilidades de los drones. En Agosto, fue detenido un estadounidense que utilizaba su DJ Matrice 600 (aparato de metro y medio) para transportar metanfetamina desde Tijuana a una gasolinera de San Diego. El cargamento interceptado, seis kilogramos, fue valorado en 39000 euros.